Published On: mié, Sep 27th, 2017

Los Boricuas pasando la de Caín

Share This
Tags
SANTO DOMINGO.-Los puertorriqueños se han visto obligados a recuperar usos de muchas décadas atrás a causa de la precariedad provocada por el paso del huracán María, que partió por la mitad la Isla del Encanto, como se promocionaba para el turismo. La bicicleta, el transistor, las velas, linternas o, incluso, los mensajeros a pie que conectan pueblo con pueblo son figuras de un pasado que muy a su pesar han tenido que recuperar los puertorriqueños, que luchan día a día por sobrevivir en un territorio caribeño ahora hostil y en el que poco queda de las comodidades habituales. El toque de queda que a las 19.00 hora local obliga a todos a recluirse en casa también ha modificado las costumbres de los puertorriqueños, que hasta hace una semana disfrutaban de un considerable nivel de bienestar, bastante superior al de la media en Latinoamérica, y que de la mañana a la noche se ven obligados a recuperar costumbres ya olvidadas. La isla, salvo unos pocos hospitales, permanece a oscuras, con lo que, a excepción de los privilegiados que cuentan con plantas generadoras alimentadas por diesel, recurren a las velas desde finales de la tarde. Un recorrido por los comercios de la popular calle Loíza de San Juan deja ver estos días a vecinos en busca de velas, con las que alumbran sus hogares muchos puertorriqueños, algunos de los cuales cuentan ya con agua, lo que alivia mucho una situación incómoda que según pasan los días no parece que vaya a volver a la normalidad en el corto plazo. Otros recurren a potentes linternas para alumbrarse, un bien que escasea en los supermercados y tiendas que han abierto sus puertas.

Comparte en tus redes

FacebookTwitterGooglePinterest


About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ir a la barra de herramientas