Sepultan juntos a Hatuey y a su hermano Luis Alberto

image_content_7121070_20160829000248SANTO DOMINGO. Fueron sepultados ayer los restos del dirigente político y presidente del Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD), Hatuey De Camps Jiménez, quien falleció a los 69 años de edad, la noche del pasado viernes en esta capital.

Junto a De Camps Jiménez también fueron sepultados los restos de su hermano Luis Alberto De Camps Jiménez, quien falleció de un infarto la mañana del sábado en un centro de salud donde estaba recluido, en medio de una emotiva ceremonia protagonizada por las muestras de afecto y reconocimiento de parte de familiares y amigos, a los hermanos De Camps Jiménez. El sepelio tuvo lugar en el cementerio Puerta del Cielo, ubicado en el municipio de Pedro Brand, donde al expresidente de la Cámara de Diputados les rindieron honores militares y se entregó la Bandera Nacional a su esposa, Dominique Bludhorn.

El panegírico estuvo a cargo de su compañero de organización Rafael Gamundi Cordero, quien afirmó que desde pequeño Hatuey fue un político ejemplar, consultado hasta por políticos viejos.

Rafa Gamundi dijo que se estremeció de emoción cuando antagonistas políticos “le rindieron tributo a quien fuera su rival, un rival extraordinario”. “Me sentí emocionado cuando los rivales, hombres que combatimos, dijeron Hatuey De Camps era un gran hombre y un gran dominicano”, manifestó.

Destacó la amistad que había entre De Camps y José Francisco Peña Gómez y recordó que cuando Juan Bosch abandonó el PRD, Peña Gómez se sintió solo y llamó a Hatuey a Francia y que éste no vaciló, dejó todo lo que estaba haciendo allá y vino a hacerle compañía a su entrañable amigo. “Abandonó lo que estaba haciendo en París, para estar con Peña Gómez”, subrayó.

De Camps inició su vida política a los 14 años de edad en el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y en 2014 fue expulsado de la organización por diferencias sobre la reelección. Fue entonces cuando fundo el PRSD.

Mientras que en nombre de la familia habló Hatuey De Camps García (Hatuecito), quien destacó las cualidades de su padre, a quien defendió como sumamente amoroso de todos sus hijos. Dijo que su padre fue el pilar, no solo de la familia política, sino de la familia real, lo que les enorgullece.
Hombre de principios

Como un hombre fiel a sus principios, de mucho carácter, e ideas firmes y muy claras en función de lo que creía, describieron ayer al fallecido Hatuey De Camps Jiménez, presidente del Partido Revolucionario Social Demócrata, sus amigos y allegados.

El presidente de la República, Danilo Medina Sánchez, previo a dar el pésame a los parientes del líder político en la funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln, expresó “que el país ha perdido un militante por la democracia, por la lucha democrática en el país, que no es valorado en estos tiempos porque la generación presente no vivió esos tiempos difíciles que tuvieron que vivir desde el movimiento estudiantil y luego en la vida política”.

“Lo que hemos conocido a partir de ahí es que es un guerrero, un hombre de mucho carácter, de condiciones firmes, de ideas muy claras en función de lo que él cree o de lo que creía, y además tuvo una vida en la que pudo defender sus ideas con gallardía”, expresó Medina.

Previo a encabezar la guardia de honor en la sala de la Asamblea Nacional a quien fuera presidente de la Cámara de Diputados y vicepresidente de la Asamblea en el período 1979-1982, Lucía Medina Sánchez, actual presidenta de la Cámara Baja, destacó en un emotivo discurso las cualidades profesionales, humanas y familiares de De Camps Jiménez.

“Una tormenta tan dolorosa, que como relámpago furtivo ha hecho impacto en el alma y corazón de todo el pueblo dominicano, porque en un hecho histórico poco conocido, con apenas horas de diferencia, las alas de este titán de las luchas por la libertad, la democracia y las conquistas sociales, se llevaron consigo, como pacto de amor filial a su hermano menor Luis De Camps Jiménez, también fallecido”, expresó Lucía Medina.

Dominique Bludhorn, viuda De Camps, al recibir la Bandera Nacional de manos de la presidenta de la Cámara de Diputados, le agradeció “el bellísimo discurso” en nombre de toda la familia. Fuera del Congreso Nacional se rindieron los honores militares correspondientes, ya que además de congresista, fue también secretario de la Presidencia, hoy Ministro de la Presidencia de la República Dominicana.

El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán Mejía, definió a De Campos como un hombre muy solidario.

“Mis emociones y mis recuerdos me trajeron acá a la funeraria, la contemporaneidad, fuimos contemporáneos en la universidad, participamos en los mismos movimientos y la solidaridad familiar”, refirió a su salida de la funeraria.

Para el rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Iván Grullón, el líder del Frente Revolucionario Estudiantil Nacionalista (FREN) y dos veces presidente de la histórica Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), De Camps era un hombre que “confrontaba pero conciliaba”, por lo que lo definió como un gran conciliador.

En la casa nacional del PRSD, su hijo, Luis Miguel De Camps, resaltó las cualidades de líder de su padre y presidente de esa organización política por lo que instó a sus compañeros a mantener vivo en sus corazones a Hatuey De Camps con sus actuaciones.

“El compañero Hatuey no solamente va a seguir vivo en nuestros corazones. Para demostrar sinceridad en que ellos (él y su hermano Luis) siguen vivos en nuestros corazones, deberán seguir vivos en nuestras acciones y así podremos darles el mejor de los homenajes”, refirió previo a salir al cementerio.

Comparte en tus redes

FacebookTwitterGooglePinterest


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *