Advierten tragedia en la presa El LLagal de Cotuí

0 37


SANTO DOMINGO. – La Academia de Ciencias de la República Dominicana (ACRD) expresa sus temores de que algo similar a lo ocurrido en Brasil el pasado domingo donde colapsó una represa de colas pueda ocurrir en nuestro país.

El colapso de Minas Gerais, en Brasil generó uno de los peores desastres ocurridos en los últimos tiempos en esa regióndejando un balance por el momento de 65 muertos, 305 desaparecidos y más de 3,000 personas tuvieron que ser evacuadas, dejando un rastro de destrucción en Brumadinho, una localidad que vive ahora sus días “más tristes”.

En nuestro país, la minera BarrickGold tiene una enorme presa de colas situada en el mismo cauce de lo que fue el río El Llagal, en la Provincia Sánchez Ramírez, que almacenan millones de metros cúbicos de lodos contaminados con cianuro y metales pesados como desperdicios del proceso explotación minera.

El alcalde de Brumadinho, la comunidad afectada, dijo a los periodistas en esa ocasión que esperaba que la Minera Vale hubiera aprendido la lección anterior, pero no ocurrió así.

De ocurrir la rotura de esta represa, los daños materiales, económicos y al medio ambiente serían incalculables y las pérdidas de vida humana impredecible por las múltiples comunidades situadas aguas abajo en todas las zonas de influencias del río Yacuey por donde bajarán los lodos y aguas contaminados. Tampoco se podría calcular el impacto que un derrame de esta magnitud tendría sobre el río Yuna, en su cuenca media hasta la Bahía de Samaná.

Es preciso señalar, que también en el Municipio de Maimón, Provincia Monseñor Nouel, la compañía minera Cormidón opera otra presa de colas en la comunidad Cerro Maimón, situada aguas arriba de la Presa de Hatillo, donde una rotura que se produzca tendrá efectos catastróficos sobre ese importante embalse de agua, el más grande del área del Caribe. De esta presa se surten varios acueductos, se produce energía hidroeléctrica y se irrigan miles de tareas de tierras en toda la región nordeste de nuestro país. La situación es para prevenir y no lamentarse.

La Academia de Ciencias de la República Dominicana aprovecha la ocasión para llamar la atención del superior gobierno, así como de los ministros de Obras Públicas, Energía y Minas, Medio Ambiente, al INDRHI y a los organismos de socorro para que mantengan y refuercen un sistema de supervisión y vigilancia constante sobre estas presas, ya que el ritmo acelerado como son levantadas y los materiales arcilloso usados para construir los muros y la propia ubicación de la mina en zona de falla geológica son factores a tomar muy en consideración para evitar que en nuestro país ocurran tragedias similares.

La ACRD ha sido reiterativa, no habrá excusa y si ocurriese algo similar a lo que ocurre con tanta frecuencia en el distrito minero de Minas Gerais.

Leave A Reply

Your email address will not be published.