Hipólito Mejía presenta plan para impulsar desarrollo integral Azua

Santo Domingo El ex presidente Hipólito Mejía se comprometió a trabajar conjuntamente con la sociedad civil en el desarrollo integral de esta provincia, bajo un plan de prioridades que comprende, del desarrollo del sector agropecuario, financiamiento a la producción, comercialización de los productos, un plan de educación, salud, saneamiento ambiental, reforestación y protección al medio ambiente.

Expresidente Hipólito Mejía

En una conferencia dictada en un hotel de esta ciudad, el ex mandatario destacó que el desarrollo de Azua es inseparable de la lucha frontal contra la inseguridad ciudadana, la violencia, la delincuencia, los atracos y el narcotráfico que ocurren aquí, como pasa en todo el país.

Asimismo, Mejía destacó la importancia del elemento humano y prometió financiamiento seguro, a intereses bajos y a tiempo para la siembra y cosecha de

Explicó: “pondremos en práctica un plan de desarrollo rural integrado. Ese plan servirá para incrementar la producción agropecuaria, forestal y piscícola; elevar el nivel de ingreso; mejorar la calidad de los servicios básicos; preservar el medio ambiente y los recursos naturales; y, también, para dinamizar la economía”.

“Daremos prioridad a la educación que es la clave para el desarrollo de Azua, que tiene el 67 por ciento de su población por debajo de los 34 años de edad.

Informó que creará al menos un instituto tecnológico, que dé prioridad a las carreras técnicas vinculadas a la agroindustria, los negocios, los servicios logísticos, la agropecuaria y la pesca, los productos de construcción, y el turismo.

Asimismo, se creará un recinto universitario estatal, donde se cursen las carreras superiores que aseguren el desarrollo integral de Azua.

“Cuidaremos el nacimiento de los ríos y arroyos. Las montañas serán, literalmente, sembradas de agua. Protegeremos las cuencas hidrográficas en los municipios de Las Yayas, Padre Las Casas y Guayabal. Reforestaremos las montañas, emulando lo que se ha hecho en el Plan Sierra de la región norte del país”.

“Construiremos el sistema de irrigación desde el pueblo de Azua hasta Hatillo. Haremos pozos tubulares y lagunas artificiales, usando paneles solares para su operación y promoveremos sistemas de riego por goteo y capacitaremos a los pobladores sobre el cuidado de los recursos hídricos de las montañas y las llanuras”, dijo.

Otra parte, enfatizó, “basaremos en un central del desarrollo rural integrado para mejorar los ingresos de los productores más pobres, Haremos proyectos agrícolas para los pequeños agricultores de menos ingresos y llevaremos el financiamiento, la capacitación y la extensión agrícola a las parcelas de los productores y apoyaremos la comercialización, manejo y almacenamiento de los productos”.

Prometió sembrar hortalizas y frutos menores, y apoyaremos la crianza de animales pequeños y de aves, también facilitará la compra de los productos locales para ser usados en la alimentación de escuelas, hospitales, y cárceles. Promoveremos la siembra de café, aguacate, limón, y cultivos de ciclo corto, la siembra de maíz dulce y pequeño (mini), de gran potencial agroindustrial.

Consecuentemente, promoveremos una alianza entre el gobierno y el sector privado para hacer de ese puerto un proyecto eficiente y rentable en lo económico, así como beneficioso en lo social.

Estoy convencido de que la cooperación entre el sector oficial y el sector privado es vital para hacer realidad todas estas obras y proyectos.

Igualmente, valoro la utilidad de la colaboración franca y transparente entre el gobierno y la sociedad civil de Azua.

Por esa razón, considero necesario que creemos espacios de diálogo y consenso donde participen las iglesias, los empresarios, las asociaciones, las juntas de vecinos, los clubes, los gremios profesionales, las entidades de las mujeres y los jóvenes, las fundaciones, y todas las personas genuinamente comprometidas con el bienestar de esta provincia.

Esa colaboración, por supuesto, debe también incluir a las autoridades electas, desde las de nivel senatorial hasta las alcaldías.

Solamente con esa actitud de sincera colaboración podremos crear el ambiente de confianza necesario para enfrentar exitosamente los desafíos que tenemos.

Trabajando juntos es posible construir un mejor país y una mejor Azua, pero para todos.

Igualmente, digo alto y claro que el desarrollo de esta provincia demanda que enfrentemos también la corrupción que se roba los fondos públicos destinados al bien común. Si frenamos esa corrupción, tendremos más recursos para mejorar la salud, la educación, la alimentación, y la vivienda.

Comments are closed.